Viajes en familia, recomendaciones

Publicado en13/06/2019 1154
Favorito0

Ya llegó el verano y junto a él los planes de vacaciones en familia, los viajes y recorridos largos pueden llegar a hacer agotadores especialmente para los bebés, ya que muchas horas en su sillita pueden realmente cansarlos.

La idea es seguir algunas recomendaciones importantes para que los bebés viajen felices y los padres se sientan tranquilos y satisfechos.

Lo primero es preparar el viaje previamente para determinar las rutas aconsejables, teniendo en cuenta los kilómetros recorridos hasta el destino y el número de paradas, así como también los posibles lugares en los que se puede estacionar.

También se debe escoger los días y tiempos propicios para tener un buen viaje, determinando los horarios que más sirvan para el trayecto que se va a realizar. El salir temprano puede hacer que el recorrido sea mucho más llevadero, teniendo mayor facilidad de respetar los horarios de sueño y de comida. Si se viaja muy de mañana y el bebé aún está dormido, el trayecto para él será mucho más corto, además que se evitará el tráfico y los padres también viajarán mucho más a gusto.

Es recomendable realizar paradas por lo menos cada dos horas, ya que el mucho tiempo dentro de una sillita de coche no es recomendable para la columna del niño, es bueno dejarlo descansar y que cambie de ambiente, de igual manera es importante marcar las paradas conforme a las necesidades del bebé y lo que él requiera.

Si en ese momento de pausa pide toma de leche, se le debe dar un tiempo de reposo de su comida ya que retomar viaje con la pancita llena, causará vómitos y mareos, es mejor darle un tiempo de reposo de por lo menos unos 20 minutos para retomar de nuevo la marcha. Respecto a los mareos, es mejor prevenirlos en todo sentido, si se está en marcha se debe mantener el coche ventilado, sin olores fuertes, para que el niño pueda estar tranquilo y si le da hambre en el camino, es mejor darle algo suave y ligero.

Se debe tener muy en cuenta la sillita de coche para el viaje, esta debe estar siempre en el centro del asiento trasero y en contra marcha, por lo menos hasta los 4 años de edad, se debe asegurar que la silla esté conforme a la altura del niño debidamente abrochada y conforme a la seguridad del sistema de retención infantil (SRI), esto garantizará su protección, en caso de cualquier incidente.

Se debe cuidar la temperatura del coche, es necesario ajustarla a la comodidad de los viajeros, en especial a la del pequeño, ya que suele ser más susceptible a los cambios fuertes de clima, por eso es mejor no abrigar mucho al niño, usar ropa de algodón y ligera. Es mejor proteger las sillas de coche con fundas de Jana bebe, que por sus materiales hipoalergénicos y de algodón, ayudan a transpirar mejor al bebé, aislando el calor que producen las sillitas, cuidándolos del sudor. Si hace frio, se pueden tapar con una mantita de algodón encima de su sillita, pero sin excederse en abrigo.

En caso de llanto o cansancio del bebé, no se recomienda por ningún motivo desabrochar el cinturón de la sillita cuando el vehículo este en marcha y tampoco sacarlo de ella, es mejor detener el vehículo y realizar las atenciones que requiera.

Ajustes

Menú

Crear una cuenta gratuita para guardar tus favoritos.

Registrarse