Reflejo de extrusión ¿Qué es y cuál es su función?

Publicado en14/02/2020 9180
Favorito0

Sabemos que cuando un bebé nace está lleno de diferentes reflejos, estos son enviados por el sistema nervioso y son desencadenados por estímulos exteriores que conllevan a tener una reacción específica en el niño.

Se puede decir que los reflejos son conductas involuntarias manifestadas en el cuerpo que tienen como propósito ayudar al bebé a adquirir la capacidad de adaptarse a su ambiente y así lograr un mayor control sobre su cuerpo.

Algunos reflejos siguen intactos de por vida y otros desaparecen de acuerdo a la edad de los niños, un ejemplo de ello es el reflejo de extrusión.

Este reflejo característico hace o motiva al bebé a devolver de su boca todos los alimentos sólidos o cualquier otro líquido que no sea leche materna, realizando movimientos continuos con la lengua para expulsar el alimento introducido en su boca.

El reflejo de extrusión, suele desaparecer a los 6 meses de edad, permitiendo al bebé a que dé inicio a la alimentación complementaria. Esto es un proceso natural que permite al bebé consumir alimentos diferentes a la leche materna, adquiriendo la capacidad de llevar el alimento a la parte posterior de la cavidad bucal para poder deglutirlo.

Es muy común que las mamás al iniciar la alimentación complementaria, muestren preocupación al ver que el niño empuja la comida con la lengua, creyendo que esta reacción es porque no les gusta la comida que se les preparó, sin entender que lo más seguro es que siga activo el reflejo de extrusión y que el bebé no esté preparado aun neurológicamente para dar inicio con la alimentación complementaria.

Es importante entender que este reflejo debe desaparecer de forma natural y no forzosamente, en caso de que se prolongue más de los seis meses, no hay porque preocuparse, puesto que el nivel de desarrollo en los niños es diferente, así que no se debe forzar, el niño solo está indicando que aún no está listo para este proceso, por lo tanto se debe respetar e ir a su ritmo.

De igual manera, se debe tener presente que la alimentación complementaria no es recomendable antes de los seis meses ya que el organismo aún no está listo para asimilar alimentos diferentes a la leche materna.

Para saber en qué momento iniciar la alimentación complementaria, se debe identificar la manifestación de algunas características de comportamiento previas como las que mostraremos a continuación:

-Lograr sentarse con o sin apoyo.

-Sujetar objetos con sus manos y tener habilidad para llevarlos a su boca.

-Mostrar interés y curiosidad por comida diferente a la leche materna.

-Haber desaparecido el reflejo de extrusión.

Estos procesos se deben llevar con calma y mucha paciencia, teniendo presente que existen cambios que no son aptos aun para implementarlos en los pequeños, ni implementarlos solo cuando los padres consideren, sino que se debe tener en cuenta el ritmo de desarrollo que tiene cada niño entendiendo y comprendiendo cada etapa según su edad.

Productos relacionados

Ajustes

Menú

Crear una cuenta gratuita para guardar tus favoritos.

Registrarse