Qué es el tiempo fuera y cuándo debe ser implementado en los niños

Publicado en18/03/2021 2544
Favorito0

¿En qué momentos los padres no se enfrentan a situaciones estresantes con los niños? Se sabe que los niños no siempre son unos angelitos: es normal que tengan berrinches o sean desobedientes, griten, se enfaden, lancen objetos al suelo, etc. Y, en estos casos, un regaño o un grito es lo más común. Como padres no se querría recurrir a esto, pero ¿cómo actuar ante estos malos comportamientos?

Según los expertos, existen técnicas que se pueden aplicar y que ayudan a los padres a evitar el desgaste de las regañinas y los castigos físicos. Una de estas técnicas es el famoso “tiempo fuera”.

Si el niño tira las cosas, hace berrinches, no es voluntarioso o se niega a recoger sus cosas, sólo se le tiene que apartar de la situación y el espacio en el que el niño ha generado el conflicto: sin gritos o zarandeos, llevarlo a una habitación o lugar donde pueda estar solo y reflexionar estableciendo una relación de causalidad entre su mal comportamiento y la represalia.

El “tiempo fuera” es considerado una técnica que permite a los niños meditar acerca de sus conductas desacertadas o incorrectas, fomentando en ellos la capacidad de autoanálisis y autorregulación emocional.

Pasos para efectuar el tiempo fuera

Para poder realizar esta técnica es necesario seguir los pasos señalados a continuación:

  1.       Elegir un lugar: el lugar seleccionado debe ser un espacio silencioso y que no cuente con posibles distracciones con las que el niño pueda pasar el tiempo de forma agradable o entretenida. Lo más recomendable es sentarlo en una silla lo suficientemente cómoda como para que pueda aguantar la compostura y lo suficientemente visible como para que sus padres logren observarlo sin interrumpirle.
  2.       Explicar al niño la consecuencia de su desacertada conducta: es importante hablar con el niño antes de ausentarse para que él sepa de qué se trata. Se le indicará la razón y motivo por el que está ahí y que debe emplear ese tiempo en reflexionar y pensar al respecto.
  3.       Mencionarle al niño la expresión “tiempo fuera”: es necesario que el niño entienda el proceso que tendrá que sobrellevar siempre que realice una conducta inadecuada: siempre que actúe de forma incorrecta se le anunciará la expresión “tiempo fuera” y posteriormente deberá sentarse en la silla establecida. La expresión debe decirse con un tono firme y contundente, pero sin gritos.
  4.       Efectuar la técnica durante el tiempo correcto: este proceso se debe ejecutar bajo un tiempo determinado en minutos y en relación a la edad del niño: por ejemplo, si el niño tiene 2 años, deberá estar aislado durante dos minutos, sin dejar que sobrepase el tiempo ni, mucho menos, dejar que se levante antes de su finalización. Se recomienda emplear una alarma que permita el control del tiempo transcurrido.
  5.       Finalización del período de tiempo: una vez extinguido el tiempo, se deberá hacer llegar al niño la terminación de la represalia y, acto seguido, tener una muestra de cariño para con él obviando y dejando fuera la conducta inadecuada que ha propiciado el castigo, y que de esta forma tenga la oportunidad de reflexionar al respecto.
Productos relacionados
Artículos relacionados
Dejar un comentario
Deja su comentario
Por favor login para publicar un comentario.
Cerca
Haga clic para más productos.
No se encontraron productos.

Ajustes

Menú

Crear una cuenta gratuita para guardar tus favoritos.

Registrarse