¿Por qué mi bebé tira todo al suelo?

Publicado en23/09/2020 562
Favorito0

El pequeño está reconociendo su entorno y los objetos que están a su alcance y que logran manipular. Esta acción, que puede verse muy sencilla, trae grandes conocimientos que son fundamentales para el desarrollo psicomotor y la coordinación viso-manual.

 

A partir de los 6 meses el bebé ha logrado una gran habilidad manual, sujeta con más fuerza las cosas, las manipula con sus dedos y sostiene un objeto con cada mano, también le encanta botar las cosas al suelo, ya que al caer los objetos y provocar ruidos diferentes, nota que causa una reacción inmediata en los padres de recoger lo que ha tirado, esta función acción-reacción le genera un gran avance en su inteligencia.

 

El botar objetos al suelo desarrolla diferentes aprendizajes en el niño, por ejemplo, el reconocimiento del movimiento de brazos y manos que realiza, reconocimiento de diferentes objetos por tamaño y textura, notará la diferencia de agarrar y soltar aumentando su comprensión de lo que puede hacer con sus manos.

 

Estas acciones también ayudan a adquirir una nueva percepción de su entorno, como el relacionar distancia, espacio, comprensión sobre la gravedad y tiempo de caída, la manipulación de los objetos, le ayuda a reconocer lo que es blando, duro, pesado, liviano, suave, ruidoso o lo que no tiene sonido.

 

Así que será un tiempo de gran entretenimiento para el bebé y más si el cuidador le devuelve el objeto que tira, seguramente querrá botarlo mil veces para seguir disfrutando del juego.

 

También se puede colocar al bebé en una alfombra para motivarlo a que recoja lo que bote, este ejercicio puede ser aplicable como ayuda al inicio del gateo y al desplazamiento de su cuerpo. Al igual se puede Jugar a, toma y dame, cuando se realice el juego, se le debe contar lo que está ocurriendo, como se llama el objeto que tiene en sus manos y que sucedió cuando cayó al suelo.

 

Se puede jugar con pelotas pequeñas, grandes, de colores y cuando caiga una, se debe decir algo como, “que lejos cayo la pelota”, o también… “la pelota rodo mucho y toco la puerta”. Se deben decir palabras que amplíen el reconocimiento del espacio donde se encuentra el bebé.

 

A pesar de la emoción de su juego y necesidad de exploración, se le debe trazar límites de que se puede tirar y que no, poco a poco irán comprendiendo, es solo tener un poco de paciencia durante el proceso.

Dejar un comentario
Deja su comentario
Por favor login para publicar un comentario.

Ajustes

Menú

Crear una cuenta gratuita para guardar tus favoritos.

Registrarse