La hamaca para bebés, perfecta para satisfacer las necesidades de los niños.

Las hamacas para bebés, traen grandes beneficios convirtiéndose en el mejor artículo comprado para su uso, pues no solo permite darle un espacio a los padres de descanso, sino que además promueve estímulos que ayudan al desarrollo del bebé en el área cognitivo, visual y psicomotor.

Los bebés aunque siempre prefieran pasar la mayoría del tiempo en brazos de sus padres,  es necesario que tengan espacios para desarrollar su motricidad, siendo la hamaca un lugar perfecto para que puedan moverse y así mismo puedan estar a la vista de sus padres. Es ideal para ellos ya que les permite estar mucho más sueltos, les brinda comodidad y sus  manos están libres para poder explorar los diferentes objetos que algunas hamacas ofrecen.

La hamaca definitivamente está creada basándose en las necesidades emocionales y físicas  de los bebés, como el de generar la sensación de bienestar como si estuviera en brazos de mamá, acompañada de un suave balanceo.

El balanceo en los bebés debe ser parte de los estímulos que se realicen en casa  ya que este fomenta el desarrollo neuronal, al balancearlos de forma rítmica y suave, promueve el buen manejo de la respiración, además que ayuda a que estén mucho más tranquilos y seguros.

Según estudios el balanceo ayuda a los niños para el proceso del futuro gateo ya que este brinda estabilidad corporal y ayuda a encontrar las posiciones correctas de apoyo de sus  piernas y espalda, lo que hace que la hamaca sea de gran utilidad no solo para el descanso de los niños si no como un estímulo motor y sensorial.

La hamaca les permite la posibilidad de balancearse mientras están sentados cómodamente manteniéndolos en una postura adecuada entre tanto los padres estén realizando sus tareas sin preocuparse, además los bebés tendrán la libertad para jugar con sus manitas, mientras amplían su capacidad de exploración.

La hamaca aunque puede ser un objeto seguro, es mejor revisar siempre que cuente con las normas de seguridad requeridas como estar en función del peso y edad de los bebés, tratar de que sea reclinable y que permita ubicarla en diferentes posiciones.

Debe contar con bloqueo para que esté siempre fija, contando con arnés de seguridad y que tenga estabilidad durante el balanceo.

El sistema de sujeción es indispensable y más si es para bebés de pocos meses, ya que por la poca estabilidad y poco control corporal con el que cuenta los bebés, lo más posible es que se escurra afectando su postura y corra riesgo de una posible caída, se debe verificar que la sujeción sea regulable y que se ajuste al peso y tamaño del bebé, siendo esta lo suficientemente fuerte para que no se suelte por sí sola.

Las hamacas por lo general están homologadas para usarlas desde que nacen hasta los 6 meses, de igual manera es importante siempre validar esta información al momento de comprarla.

Además de tener un buen sistema de seguridad se recomienda que sea lo suficientemente cómoda y que cuente con materiales que permitan una buena transpiración en los bebés.