Hacer que tu hijo obedezca puede ser más fácil de lo que piensas

Publicado en09/01/2020 1178
Favorito0

A veces puede costarnos un poco como padres hacer que nuestros hijos obedezcan a la primera, sin necesidad de repetirles tanto lo que tienen que hacer, una y otra vez, convirtiéndose en un reto del día a día para lograr que los niños nos hagan caso.

¿Por qué ocurre esto?

Muchas veces este tipo de cosas ocurren porque nos estamos comunicando incorrectamente. Pondremos un ejemplo:

Cuando quieres que tu hijo haga algo, pero le das varias órdenes al mismo tiempo como, por favor recoge los juguetes, luego cepíllate los dientes, ¡ponte el pijama y acuéstate a dormir! Lo más probable es que el niño haga lo primero o lo último que escuchó según la atención selectiva que tenga o según lo que más le convenga.

La forma de comunicarnos y de cómo se transmite la información es lo que garantiza una efectiva respuesta de parte nuestro hijo, ante las órdenes que les demos.

¿Como debemos comunicarnos?

Primero, debemos ser concretos y precisos a la hora de hablar, se les debe decir con exactitud en una sola palabra, ¡es hora de cepillarte los dientes!

También puedes darle dos opciones, como, por ejemplo, es hora de cepillarte los dientes, ¿te los quieres bañar con este cepillo o con el de color azul?, es una forma de hacerle ver que está tomando su propia decisión, pero al mismo tiempo te está obedeciendo.

Ser empáticos y firmes, al dar la orden es necesario mirarlo a los ojos y tocarle las manos, diciéndole lo que tiene que hacer recordándole lo positivo que es hacer lo que le mandas, un ejemplo sería, guarda tus juguetes para que tu cuarto se vea bonito y ordenado, (con tono motivacional), hará que el niño sea consiente que hay funciones que debe realizar por que traen beneficios positivos para él.

Si llegó la hora de dormir y está entretenido en algo diferente, debes hacerle caer en cuenta, ¿ya es la hora de dormir y aún estás jugando? Vamos juntos a guardar los juguetes yo te ayudo, pero debes recordar que esta no es una hora para jugar sino de ir a dormir. Después con voz firme, se le dice, ¡ahora si vamos ya a dormir!

Esos momentos de sueño puedes hacerlos más placenteros con una Manta Badger de Janabebe, ideal para mantener a tu bebe cálido y cómodo en todo lugar, excelente calidad de polar extra suave, agradable al tacto.

Ten una hora específica para cada tarea que debe realizar, para dormir, para lavarse los dientes, para realizar alguna actividad manual, leer un libro, recoger juguetes y ayudar a organizar su cuarto, estos hábitos pueden infundirse incluso desde que son bebés, se habituarán y los pequeños se volverán mucho más independientes.

Comunícate de forma gestual, Los gestos y el movimiento de manos son de gran ayuda para que ellos interpreten en qué momento puedes estar enojada o contenta, por eso si le das por primera vez una orden, mira la forma gestual como te comunicas, si sonríes y le hablas en un tono agradable, probablemente lo hará con gusto y posiblemente entienda que el obedecer puede ser algo divertido. Cuando se impone desde el primer momento posiblemente el niño se sienta obligado y quiera defenderse con una negación.

De igual manera se debe preparar al niño para que entienda que un mal comportamiento trae consecuencias, la corrección es buena para él, puedes optar por el tiempo fuera.

Productos relacionados

Ajustes

Menú

Crear una cuenta gratuita para guardar tus favoritos.

Registrarse