Cuidados de un bebé prematuro

Publicado en18/02/2020 1055
Favorito0

Cada vez son más los nacimientos de niños prematuros, esto según la organización mundial de la salud. Los bebés suelen nacer entre la semana 37 y la 42, cuando nacen antes de la semana 37 ya son considerados bebés prematuros.

Los cuidados que se deben tener son muchos, entre ellos cuidados médicos especiales y cuidados neonatales que son realizados en unidades diseñadas para cumplir con las necesidades básicas del niño, que son importantes para asegurar el crecimiento y desarrollo del bebe. El suministrarles calor es parte importante, ya que su grasa corporal no es suficiente para mantener una adecuada temperatura corporal, este calor es cubierto por las incubadoras para ayudar a su adecuado desarrollo.

Los bebés prematuros están divididos en diferentes categorías:

Prematuros tardíos: se caracterizan por su peso aproximado de 1.5 kilos y 2.5 kilos, nacidos entre las 33 a 36 semanas.

Muy prematuros: Pesan 1.5 kilos o menos y su edad gestacional es menor a las 32 semanas.

Extremadamente prematuros: Son los que su edad gestacional es de solo 28 semanas.

Los bebés prematuros pueden presentar problemas de salud debido a que sus órganos no están preparados para funcionar solos, lo que requiere procedimientos adecuados para la ayuda de su funcionamiento y desarrollo de los mismos.

Cuando estén en casa los bebés también necesitan de cuidados especiales, seguir con las visitas médicas, deben tener también visitas regulares con especialistas para ir evaluando el nivel de desarrollo fisco y cerebral del niño a medida que van creciendo, para tener un control en diferentes áreas como el lenguaje, habilidades motoras y aprendizaje, para ello se debe contar con neurólogos, neumólogos y también oftalmólogos. Tener todas las vacunas requeridas también es parte importante de los cuidados y precauciones que se deben tener.

Las características de un bebé prematuro son bajo peso, piel lisa y translúcida, la succión y deglución es débil, al igual que el llanto, baja temperatura corporal, frecuencia respiratoria rápida, el cartílago del oído es suave y flexible, Bajo tono muscular, baja coordinación motora.

Los niños prematuros son muy sensibles a la luz y al ruido, ellos deben básicamente tener un ambiente como el que tenían en el claustro materno antes de nacer, el ruido les puede producir estrés. Como recomendación para manejar en casa es la música tenue, música clásica como la de Mozart, esta permite un descenso en la frecuencia cardiaca que hace que tengan una menor actividad metabólica, lo que les ayuda a producir mayor ganancia de peso.

Las necesidades alimentarias son importantes suplirlas con la leche materna, ya que esta cuenta con proteínas que ayudan a combatir las infecciones, esta puede suministrarse de varias maneras ya que algunos bebés presentan problemas de succión, lo que recomiendan los médicos, es que la madre se extraiga la leche y por medio de una sonda sea suministrada al bebé.

Productos relacionados

Ajustes

Menú

Crear una cuenta gratuita para guardar tus favoritos.

Registrarse