Consejos para los cuidados de la espalda de los recién nacidos

Publicado en03/07/2020 1037
Favorito0

Cuando nacen los niños presentan una fragilidad única en sus huesitos y tendones, no tienen aún la suficiente fuerza para soportar movimientos bruscos ni mucho menos para soportar su propio peso. Durante el parto sufren una presión en su columna de hasta 40 kilos de peso, lo que conlleva a un mayor cuidado que les permita tener una adecuada recuperación y descanso.


Se debe tener claro las formas como se debe alzar a los bebés, como acostarlos o levantarlos de la cuna, cada movimiento debe ser adecuado para no afectar su espalda puesto que la columna no tiene la suficiente madurez ni resistencia para soportar el peso de su cuerpo ni mucho menos para sujetar su cabeza, lo que requiere de un adecuado proceso de agarre teniendo en cuenta que cada método debe ir cambiando según las necesidades que presenten a medida que van creciendo.


¿En qué momentos debo tener más cuidado?


-Sacarlos de la cuna: Al sacarlo de la cuna, se debe evitar jalarlo de las muñecas, más bien se debe colocar una mano en la nuca que abarque hombros y espalda y la otra en la cintura abarcando espalda media mientas lo acomodas en tus brazos, se deben evitar movimientos fuertes debido a que esto puede causar lesiones en sus hombros y columna.


-Al salir a pasear: Para salir a pasear deben estar en posición horizontal acostados o si se decide caminar con él bebe alzado, su cabeza debe está en el pecho de medio lado, las posturas son recomendables cambiarlas no dejarlos por mucho tiempo en un solo lugar ya que esto hace que los músculos no pueden desarrollarse de forma correcta y los ligamentos del cuello se afecten.


-Al dormir: El uso de un buen colchón es fundamental para un adecuado reposo de la espalda del bebé, si se le va a colocar una almohada que no sea tan alta, sino más bien que le permita estar al niño lo más recto posible.


Recomendaciones:


-Los fisioterapeutas recomiendan el porteo como método para el trabajo muscular del niño y de la formación adecuada de la columna, obviamente el tiempo allí debe ser solo por tiempos cortos.


-Los estímulos que se puedan realizar, siempre serán beneficiosos para la espalda del bebé. De dos a tres meses se puede iniciar con masajes en la espalda colocando al bebé sobre el pecho boca abajo mientras se masajea suavemente, también ponerlo en periodos cortos boca abajo para que poco a poco intente sostener su cabecita, al realizar ese esfuerzo fortalecerá la musculatura de la nuca y espalda.


-A medida que crece los músculos del cuello, abdominales y espalda estarán más fuertes, pero lo ideal es tener mucha atención de las cosas que se utilizar para cargar o trasladar a los bebés para que no vayan a lastimar la columna.

 

Productos relacionados

Ajustes

Menú

Crear una cuenta gratuita para guardar tus favoritos.

Registrarse