Parte del proceso de la espera de los bebés está en cómo organizar la habitación de tal forma que pueda ser cómoda para ellos y los padres, cuáles serían los colores acordes para pintar la habitación.

Según psicólogos expertos, el color es parte fundamental en el desarrollo de la personalidad de los niños y hace parte del proceso estimulante que ejercerá en el tiempo de dormir el bebé en esa habitación.

Como pintar la habitación de los bebés y que colores deben adecuarse según la edad de los pequeños, es una pregunta que muchos padres deben hacerse, puesto que cada color influye positiva y negativamente según la edad en la que estén.

Cuando nacen, su percepción visual es mínima y no notan la diferencia de un color a otro, los colores que más estimularán su visión, será los tonos blancos, por lo que se recomienda manejar colores neutros que no causen ningún tipo de excitación visual, estos colores neutros se denominarían por todos los tipos de blancos que existen, también gris claro, madera claros.

Estos colores o tipo de decoración, se pueden ir reacomodando a medida que van creciendo y conforme a las necesidades de aprendizaje que irán presentando, se puede ir complementando la habitación con dibujos de colores o adornos infantiles, pero manteniéndola siempre con un ambiente tranquilo, sereno y que a su vez pueda llegar a hacer muy divertido.

Los ambientes tienen una gran influencia en el comportamiento de los niños, haciéndolos mucho más activos o mucho más tranquilos y apacibles, el ambiente generado en la habitación bajo las recomendaciones dadas, hará parte de un proceso de regulación emocional y conductual que llevará a los pequeños a auto descubrirse y a disfrutar mucho más de su entorno.

Entre menos se sobre cargue la habitación con elementos que pueden llegar a ser poco útiles, mucho mejor, a media que los bebes crezcan necesitarán mayor espacio para desplazarse, los muebles, como cunas, cambiador y un pequeño armario para guardar la ropa, serán suficiente para la habitación, sin olvidar una buena silla de lactancia, la idea es que los padres también disfruten del espacio y puedan estar cómodos durante el tiempo que pasen allí.

Se recomienda no llenar la habitación con miles de juguetes, muñecos u objetos que tensen el ambiente y que además no sean de utilidad, los juegos deben estar a la mano de los padres y de los niños.

Las paredes y un buen ambiente serán fundamental para la crianza de los niños, que les permitirá desenvolverse de forma pacífica y tranquila, permitiéndole a los padres disminuir el estrés en las diferentes etapas de crianza, siendo los procesos muchos más a menos y pacíficos.