Bebé de 5 meses, proceso exploratorio!

Publicado en16/07/2019 1126
Favorito0

 

El bebé de cinco meses ha crecido y ya no es nada parecido a un recién nacido, sus ganas de explorar y de conocer todo, no para. Esta capacidad de exploración y de querer relacionarse cada vez más con su mundo lo hace más despierto y con mayor percepción.

Es una edad en la que gana seguridad, se siente más acorde con el mismo, su funcionalidad es mayor a nivel motriz, la fuerza muscular aumenta, lo que le permite dar la vuelta sobre su cama solito, sacude sus piernas y brazos con fuerza teniendo más control de sus músculos, al colocarlo boca bajo sostiene su cabeza por más tiempo arqueando su espalda hacia atrás, cuando se acuesta boca arriba optará por una posición de querer sentarse levantando su cabeza llevando los hombros hacia delante usando la fuerza abdominal, de su espalda y cuello, de aquí parten los diferentes logros que conseguirán en el transcurso de su crecimiento.

Para él, existen muchas cosas nuevas que le gustará coger, manipular y llevarse todo a la boca. La boca es un medio principal de conocer e identificar objetos, el sabor, la sensación, es fundamental para el pequeño como medio de exploración y de reconocimiento, de hecho, el chupar objetos, es algo importante para su desarrollo lingüístico.

Es por esto que no se debe evitar o limitar esta conducta ya que podría retrasar el desarrollo de lenguaje normal de esta edad que se ve reflejada en el balbuceo, en la pronunciación de sonidos y que puede afectar a futuro en la pronunciación correcta de palabras.

Estudios afirman que el impedir este proceso exploratorio, demora el destete, fomentando dependencia emocional y en muchos casos generarle ansiedad.

Por esta razón es importante permitirle al pequeño realizar su proceso exploratorio de forma natural sin ningún tipo de limitación, eso sí, teniendo los cuidados necesarios ante higiene y de no dejar objetos a la mano del bebé que sean demasiado pequeños y que puedan causarle asfixia.

El llevarse todo a la boca les fomentará mayor seguridad en ellos mismos y fortalecerá su autoestima.

Dentro de su proceso exploratorio los sonidos son parte fundamental del reconocimiento de las cosas y su entorno, cada vez que escuche un sonido, querrá voltear a ver. Esto es una buena metodología para cuando se quiera llamar la atención del bebé, un sonido de una campanita, unas llaves o un sonajero hará que preste atención de forma inmediata.

De igual manera el bebé reconoce cuando se le está hablando exclusivamente a él, la importancia de diferentes acentuaciones a la hora de hablar es vitales para su aprendizaje y del reconocimiento de algunas palabras textuales.

El pequeño también buscará la forma de comunicarse por medio de expresiones como el llanto, cuando necesite algo o simplemente este aburrido. En algunos momentos querrá dar besos, pero solo abriendo su boca, será normal que suelte algunas sonrisas y risas cuando esté contento, junto con movimientos fuertes de sus manos y pies, también extenderá sus brazos cuando quiera que lo carguen.

Durante su sueño, es posible que se despierte en la noche con frecuencia, a causa de sus necesidades emocionales, por lo que requieren atención y la necesidad de sentir a sus padres cerca, lo que es normal a esta edad, así que el dejarlos llorar por mucho tiempo les afectará, haciendo que se demoren más, en su adaptación de horarios de sueño.

Ajustes

Menú

Crear una cuenta gratuita para guardar tus favoritos.

Registrarse