¿A qué edad puedo sentar a mi bebé?

Publicado en20/07/2020 854
Favorito0

 

Esta pregunta es muy común en los padres puesto que todos necesitan saber el momento oportuno de incorporar al niño para sentarlo y así no afectar el desarrollo normal del pequeño. Es importante entender que esto no ocurre de la noche a la mañana y que se necesitan desarrollar previamente algunas habilidades motrices que le permitan al niño el lograr sentarse de forma natural.

 

Según los pediatras el desarrollo del bebé inicia de la cabeza hacia abajo, donde poco a poco se van fortaleciendo los músculos del cuerpo a medida que va creciendo. El proceso para aprender a sentarse inicia a partir de los 4 meses, donde por medio de diferentes cambios corporales el cuerpo se va preparando para adquirir aquello que se requiere para que el niño se siente, como por ejemplo la transición de la posición boca abajo a la mini flexión, que es considerada la base del desarrollo del niño para que logre sentarse más adelante.

 

A partir de los 5 a 6 meses, el bebé tiene mayor equilibrio y logra permanecer sentado más tiempo por medio de la posición trípode, (termino que se usa cuando el bebé coloca las manos frente a él para apoyarse en el piso). A los siete meses tiene mayor equilibrio y logra estar por unos segundos sentado con las manos libres. Es probable que a los 8 meses logre levantarse apoyado con sus manos hasta estar sentados sin ningún tipo de ayuda y definitivamente permanecer allí con buen equilibrio y mayor sostenibilidad.

 

Es importante no sentar al niño forzosamente sino hacerlo solo cuando esté listo, el bebé lo irá mostrando tratando de girar de medio lado para apoyar su mano e ir empujando hacia arriba, también mostrará mayor fuerza en su espalda y cabeza, sostendrá con firmeza su cabeza, y el cuello lo mantendrá derecho cuando se tome en brazos.

 

Si el bebé quiere sentarse, pero aún no sabe cómo, se le puede generar algunos estímulos que le permitan ayudarlo como, por ejemplo:

 

-Cuando esté acostado sobre su espalda, muéstrale algún juguete para que lo trate de alcanzar, será excelente para fortalecer su abdomen, el cuello y los músculos de la espalda, aunque posiblemente no logre levantarse, al hacer presión para querer agarrar su juguete lo ayudará a adquirir más fuerza muscular.

 

- Acostarlo boca abajo con las manos apoyadas, será un buen estímulo para situar la cabecita en relación al tronco ganando fuerza en los músculos del cuello y espalda.

 

-Cuando esté aprendiendo a sentarse, colócale algunos cojines a su alrededor para el sostenimiento de su cuerpo, tal vez no lo haga por mucho tiempo inicialmente, pero con la práctica logrará tener mucho más equilibrio. Los juguetes siempre serán una motivación para que el pequeño quiera impulsarse hacia adelante o mantenerse sentadito aumentando el tiempo en posición.

 

-Los espacios de juego libre fomentaran la habilidad de su movilidad, el estar sobre su espalda con las piernas al aire será un gran estímulo para el bebé.

 

Es importante desde que nacen, tener unos cuidados específicos de la espalda del bebé para que logren sentarse, gatear y también caminar.

 

-Cuándo lo lleves a su cuna acuéstalo sin almohada.

 

-Cuando lo cargues en el fular, verifica que la espalda esté en la posición correcta y que se permita la curvatura natural de la espalda, así mismo que la cabeza esté bien apoyada durante los primeros seis meses de vida.

 

-Al cargarlo permite que se coloque en posición ranita, esto debe practicarse durante los primeros seis meses de vida.

 

-Al llevarlo en el cochecito intenta de la misma manera que este cómodo respetando siempre la curvatura natural de la espalda del bebé.

Productos relacionados

Ajustes

Menú

Crear una cuenta gratuita para guardar tus favoritos.

Registrarse