Niños que se portan mal solo con la madre ¿Cuál es la causa?

Niños que se portan mal solo con la madre ¿Cuál es la causa?

Es muy normal que los niños se porten diferente con sus madres que con otras personas especialmente con la familia, siendo esto muy normal y común teniendo en cuenta las diferentes causas del porque sucede.

Según estudios realizados, revelan que este tipo de comportamientos negativos se presentan más por la confianza que tienen con ella y el vínculo emocional tan fuerte que existe, pues las madres son la máxima expresión de seguridad para los niños y saben que siempre estará allí cuando la necesiten.

Así estén con otras personas y hayan pasado un buen rato con ellos, las madres son las que lidian con cada cambio emocional, berrinche o molestia presentada y ellos lo saben, saben que en casa pueden ser tal como son y expresar lo que quieren a su modo.

Básicamente el comportamiento mejora con los demás familiares, ya que ellos suelen ser más flexibles ante lo que los niños pidan, las actividades suelen ser más divertidas, no les exigen nada y se les consiente un poco más. Allí simplemente no hay límites ni normas.

Se debe tener en cuenta que estos cambios o comportamientos no son para molestar a mamá, sino porque quieren decir algo que no pueden expresar con palabras, es como decir, mamá te necesito, quiero estar contigo, me siento en confianza para exteriorizar lo que no pude decir en otro lugar, ni a nadie más, te quiero a ti,  estas actitudes aunque pueden ser difíciles, pueden llegar a ser momentos únicos para los niños, al recibir lo que anhelan y esperan de mamá, así son ellos, con su mamá se pueden mostrar tal como son.

Los niños ponen a prueba sus capacidades ante el manejo de emociones y es que cada día van autorregulando lo que sienten y el cómo lo manifiestan, puede ser un buen síntoma que en casa sean diferentes, puesto que expone emociones reprimidas que durante el día no pueden expresar con el resto de la familia o en el colegio, esto viene siendo una forma de desahogo emocional que no se puede reprimir.

Sin embargo, se debe evaluar el comportamiento, las reacciones extremas pueden estar asociadas a la falta de límites maternos, convirtiéndose en un problema que no solo se manifestará en casa, sino que será reflejado en otros lugares, al no tener reglas y límites de comportamientos, se van adaptando a ellos haciéndolos parte de si y luego no importarles portarse mal fuera de casa.

Así que es necesario corregir con cariño este tipo de reacciones, re-direccionándolos a expresar sus sentimientos de la mejor manera, enseñándolos a comunicarse en lugar de gritar, o de llorar, que logren entender que su madre estará para ellos, para escucharlos, sin necesidad de tener malos comportamientos.

Photo by Jordan Rowland

Posted on 06/11/2018 674
Ant.
Sig.

No hay productos

Esta determinado Transporte
0,00 € Total

Ir a la caja