¡¡Tirar todo al suelo!! Lo qué más le divierte a los bebés

¡¡Tirar todo al suelo!! Lo qué más le divierte a los bebés

El pequeño está reconociendo su entorno, entre ellos los objetos que están a su alcance y logra manipular, esta acción que puede verse muy sencilla, trae grandes conocimientos que son fundamentales para el desarrollo psicomotor y la coordinación viso-manual.

A partir de los 6 meses el bebé ha logrado una gran habilidad manual, sujeta con más fuerza las cosas, las manipula con sus dedos y sostiene un objeto con cada mano, lo único, es que le encanta botar todo lo que se le ponga en las manos.

Tras repetir la misma acción de botar algún elemento, estos provocan ruidos diferentes causando una reacción inmediata en los padres de recoger lo que han tirado, esta función acción-reacción les genera un gran avance en la inteligencia de los niños.

Al botar un elemento al suelo, reconoce que es un objeto diferente a él, identificando a su vez el movimiento de sus brazos y manos, relacionándose mejor con su cuerpo, aumentando su comprensión de lo que puede hacer con sus manos, así mismo notará la diferencia de agarrar y soltar.

Estas acciones ayudan a adquirir una nueva percepción de su entorno, como el relacionar distancia, espacio, comprensión sobre la gravedad y tiempo de caída, la manipulación de los objetos le ayuda a reconocer lo que es blando, duro, pesado, liviano, suave, ruidoso o lo que no tiene sonido.

Así que será un tiempo de gran entretenimiento para el bebé y más si el cuidador le devuelve el objeto que tira, seguramente querrá botarlo mil veces para seguir disfrutando del juego.

Aunque se entienden los beneficios y la ventajas que trae en el niño, es normal que los padres se cansen de estar recogiendo los juguetes constantemente, para evitar esto, en algunos momentos se pueden sujetar los juguetes con un cordón elástico para que rebote y no se caiga.

Se puede colocar al bebé en una alfombra para motivarlo a que recoja lo que bota, este ejercicio puede ser aplicable como ayuda al inicio del gateo y al desplazamiento de su cuerpo.

 También se puede Jugar al toma y dame, será el paso a seguir en vez de botar las cosas, mientras se juega con él, se debe contar que está ocurriendo, como se llama el objeto que tiene en sus manos, que sucedió cuando cayó al suelo.

La palabra se cayó” es una buena frase para que vayan entendiendo y comprendiendo lo que está pasando, jugar con pelotas pequeñas, grandes, de colores, al caer una, se debe decir algo como, que lejos cayo la pelota”, o también… “la pelota rodo mucho y toco la puerta”. Se deben decir palabras que amplíen el reconocimiento del espacio donde se encuentra el bebé.

Si a la hora de comer, quiere botar la comida al suelo, es necesario hablarle firmemente, mirándolo a los ojos, con lenguaje corporal y facial, explicándole que con la comida no se juega y mucho menos botarla al suelo.

A pesar de la emoción de su juego y necesidad de exploración, se le debe trazar límites a sus acciones, permitirles todo no será nada bueno para él, ni para los padres.

Posted on 13/09/2018 522
Ant.
Sig.

No hay productos

Esta determinado Transporte
0,00 € Total

Ir a la caja