Como madre o padre, ¿ayudáis a desarrollar la motricidad fina de vuestro bebé?

Como madre o padre, ¿ayudáis a desarrollar la motricidad fina de vuestro bebé?

La motricidad fina es un tema muy importante en el desarrollo del bebé ya que permite la realización de los movimientos más pequeños del cuerpo, está localizada en el lóbulo frontal y en el área pre central del cerebro, cuando nace el pequeño, aunque puede mover sus dedos y manos, estos movimientos aún no son controlados si no que son realizados de forma inconsciente.

La motricidad fina es la relación de la habilidad motriz de los dedos y manos, esto se centra en las actividades o tareas del manejo de objetos orientada a la manipulación coordinada de los mismos, que va siendo perfeccionada conforme a la maduración que va presentando el bebé.

Estos movimientos finos y precisos dependen del sistema nervioso central y del fortalecimiento muscular. La motricidad fina se debe ir desarrollando a nivel que va creciendo, puesto que esto garantizara un desenvolvimiento óptimo en la etapa escolar y en actividades que dependan del manejo coordinado de la motricidad fina.

Ésta es desarrollada con la práctica y con la implementación de juegos educativos que generen mayor destreza ante la utilización de la pinza, dedos y precisión de la colocación de objetos, encaje y coordinación viso manual. Dentro de la motricidad fina se cuenta el lanzar, recoger, recortar, encajar, pintar, soltar, escribir, tocar instrumentos musicales, apretar, meter, sacar, coser, todo esto lo irá realizando según la edad y la destreza que va generando a medida de su desarrollo.

Esta área es fundamental trabajarla desde bebé con múltiples objetos que permitan fortalecer los músculos de la mano y el seguimiento visual para su adecuada coordinación, obteniendo de ella una planificación motriz en el niño que se basa en el anticipar, organizar y así mismo realizar el movimiento, contando con una estabilidad física que incluye el  tronco, codos, muñecas, manos y dedos, junto con la integración de los movimientos del cuerpo ante la fijación visual del objeto que quiera manipular o de la acción que quiera realizar.

El manejo de actividades adecuadas fomenta la activación sensorial motriz, que ayuda con la exploración promoviendo el aprendizaje y el desarrollo intelectual del niño.

Permitirle tener contacto con diferentes texturas, con diferentes objetos o elementos es fundamental para la adquisición de nuevas experiencias; el dejarles palpar, tocar, chupar sin ningún tipo de restricción promoverá su sentido de exploración, teniendo en cuenta que  siempre se debe tener las precauciones respectivas ante el manejo de objetos evitando cualquier riesgo.

Existen muchos juguetes para bebés y actividades diseñadas para el desarrollo de esta motricidad, es importante consultar sobre los juegos adecuados según la edad de cada niño, en una juguetería o al pediatra para poder tener un seguimiento objetivo sobre los procesos de enseñanza y estimulación.

Posted on 19/07/2018 612
Ant.
Sig.

No hay productos

Esta determinado Transporte
0,00 € Total

Ir a la caja